Líder vs Jefe: La diferencia entre guiar y mandar

Líder vs Jefe: La diferencia entre guiar y mandar

En el nuevo modelo laboral del creciente y crítico mundo que nos arropa, es un factor que ha redefinido múltiples figuras que en el pasado fueron vistas como similares. Dentro de estas, se encuentran unas que incluso en la actualidad pueden a llegar a ser confundidas como similares: El líder y el jefe.

Estas pese a parecer similares se encuentran separadas por una delgada línea que resulta sumamente importante dentro de la medición de los resultados personales y sociales de un emprendedor inteligente; conozcamos un poco más de ellas.

Diferencias entre el liderazgo y mandato

  1.  El líder guía: En oposición a la figura del jefe cuya acción se resume a la de dar órdenes en tono de obligación, el líder es un ser que inspira, motiva a sus subordinados a través del ejemplo y la práctica.
  2.   El líder proyecta confianza: El líder nunca será un ente que proyecte miedo sobre sus empleados, este estrechará lazos de confianza que de una u otra manera permitirán el desarrollo de un sentido de pertenencia de sus subordinados para con él.
  3.   El líder busca soluciones: El jefe ante un momento de crisis buscará culpables para tratar de librarse del conflicto, mientras que el líder como figura empresarial, buscará y motivará dentro sus empleados la búsqueda de la solución rápida del problema.
  4.  El líder cuenta con colaboradores: Un jefe usualmente será aquel que tratará a los empleados como piezas sustituibles, dañando al final el resultado de la compañía, mientras que el líder buscará que el personal esté cómodo con sus capacidades, tratándolos como colaboradores que se ayudan mutuamente.

¿Cómo saber si estoy ejerciendo un correcto liderazgo?

Dentro de la posición gerencial, es difícil medir de manera cuantitativa si nuestra relación con los empleados es la más óptima, sin embargo, esto no significa que sea imposible, dentro de las formas más recomendadas es reconocer en nosotros estas cualidades principales:

  1.    Somos capaces de hacer sentir a nuestros empleados como la pieza importante que son dentro de los resultados generales de la empresa, portando un propósito y sentido de pertenencia.
  2.   Nos sentimos estimulados constantemente con el trabajo, mientras convertimos cualquier actividad en una excusa para luchar poder dar lo mejor de nosotros y demostrar la calidad de nuestro trabajo.
  3.  Sin importar lo que pase, nos sentimos compenetrados con los valores empresariales de la organización en la que trabajamos, asegurando que cualquier zona a la que vayas, portarás de manera segura una imagen de trabajador orgulloso de pertenecer a su empresa.
Líder vs Jefe: La diferencia entre guiar y mandar
Califica nuestro Artículo
  • Posted by Seo Centria
  • On 23 febrero, 2018
Tags: Liderazgo

0 Comments